Las previsiones del gobierno

– ¿Eres economista?
– Sí.
– ¿Qué pasará el año que viene?
– ¿¿?? Dije que era economista, no brujo ni adivino.


Es común que a los economistas se nos pregunte cómo será el futuro; pero es que es más común todavía que los economistas se arriesguen a hacer previsiones sobre el futuro de la economía.


El Gobierno de España todos los años junto a los Presupuestos Generales del Estado elabora un extenso Informe Económico Financiero, donde, entre otros muchos datos, elabora una extensa tabla de “escenario macroeconómico” con sus previsiones de crecimiento del PIB para el año que viene.

De entre todos los datos y todas las previsiones que se hacen vamos a fijarnos tan solo en la más importante, la más elemental, como es la del crecimiento del PIB para el año siguiente. Este dato es un agregado que refleja todos los demás datos, luego es razonable pensar que sus errores se verán reflejados en todos los demás datos y se extenderán.

Al presentarse los presupuestos a finales de año (normalmente uno de los últimos días de diciembre) cada informe incluye tres datos sobre el PIB: los resultados consolidados del año anterior; las previsiones sobre cuál será el resultado final de ese mismo año que está a punto de finalizar, y las previsiones para el año siguiente.
En este cuadro se pueden ver los datos de los últimos 10 años:

Muy reveladores son estos datos.
El error medio (de los datos absolutos) entre lo que a finales de diciembre de un año el gobierno cree que pasará el año siguiente y lo que efectivamente pasó es del 1,14%. 
Teniendo en cuenta que la media del crecimiento (en datos absolutos) es de un 3%, un 1,14% de error supone mucho, mucho muchísimo error.

Pero estos datos brutos puestos en una gráfica muestran que hay correlación entre el error en la previsión y el ciclo económico:









Pero quizá lo más sorprendente no es la incapacidad para predecir el futuro (evidente incapacidad, pues el gobierno aun siendo muy poderoso todavía no es omnisciente y no puede conocer el incognoscible futuro); sino que hasta el pasado varía de año en año.
Por razones que desconozco en el Informe del año 2002 se presenta una tabla con datos también del año 2000, y si en 2001 se afirma que el crecimiento de 2000 fue del 4,1% en el 2002 ese crecimiento pasa a ser de 4,2%. Tan solo una décima de variación, cierto, pero no alcanzamos a entender qué pasó en 2002 que variase el crecimiento que sucedió en el año 2000. Pues el mismo caso se repite para el año 2001 donde en el primer informe del año 2003 se indica un crecimiento del 2,7% y en el año siguiente ese crecimiento pasa a ser del 2,8%.





Este año el gobierno también sacará una previsión de crecimiento para el 2012. Con la evidencia empírica de los datos de los diez últimos años tan solo podemos decir que hay una cosa cierta sobre lo que ocurrirá en 2012: Sea cual sea la cifra de crecimiento (o decrecimiento) casi seguro que no será la que indica el gobierno, y no lo será por mucho, algo así como más del 0,5% es lo más probable ya que tan solo en el 2004 se acertó con una leve desviación de 0,1%.


Y es que el futuro es incognoscible, y nadie, ni los economistas, ni los gurús de la economía mundial, ni tan siquiera el gobierno, puede saber qué harán los agentes económicos el año siguiente, ni el mes siguiente, ni el día siguiente.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: